Suscríbete a este blog

miércoles, 9 de julio de 2014

Una situación real

El rey manosea nervioso su corona mirando con disimulo a los abogados de la acusación. El del pelo punki podría ser el representante de los erizos, o de los cáctus. La mujer vestida de Channel la de las costureras y el tipo con el alfiler de corbata el de los vendedores de ruecas. Quién le mandaría promulgar aquella estúpida ley que prohibía los objetos punzantes…  ¡Cuánto mejor si hubiese escuchado a la reina,  siempre tan pragmática, con aquella idea del torreón inexpugnable y el dragón! La ironía es que el mayor peligro para la princesa fue aquel joven, el que les salió rana ya que resultó ser un buen pájaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario