Suscríbete a este blog

lunes, 23 de diciembre de 2013

Ahorrar

La mujer que iba en el coche a mi lado no paraba de cabecear. Me hacía gracia como suspiraba y se sobresaltaba en cada frenazo. Luego entró en un sueño más profundo. No me hubiese importado si no fuese porque cada vez me apretujaba más. Cuando llegó mi parada estaba abrazándome. Intenté zafarme pero un “Paco no te vayas” y las miradas condescendientes de mis compañeros me lo impidieron. En la última parada, se despertó, y con una sonrisa me agradeció ser tan caballero. No sé si merece la pena esto de compartir taxi.

Restauración

Este relato, aunque fuera de concurso ya que soy jurado este mes, está publicado originalmente en Esta Noche te Cuento, en diciembre 2013 bajo el lema de "apareció por Navidad".
Link al concurso:


Esta vez he practicado la historia secreta y el diálogo corrido (cuasi monólogo) y he creado una historia abierta,a  completar por el lector, la clave está en el título.

Oh sí, le recuerdo. En esta foto está más joven y aseado pero es él. ¿Cómo se llamaba?... ¡Charlie!  Sí, eso. No, no, estuvo solo unos días, luego se fue sin despedirse, es lo normal ¿sabe? Esta gente… Verá, el padre Carmelo, que es un santo, por Navidad  siempre acoge a un pobre, un  vagabundo. Le da cama, comida y le aloja en la casa cural. A cambio solo pide que limpien el altar de los Ángeles, ellos también se merecen un regalo en estas fechas. Durante el año se acumula polvo y los angelotes se vuelven grises. Dirá usted que me hago mayor, pero yo hasta diría que empeoran, se les ve... demacrados, escúalidos. Todos los años lo mismo sí, yo llevo aquí en la parroquia… veinte años. Es ya una tradición. Vienen familias necesitadas de los pueblos de alrededor, pero Don Carmelo les remite a servicios sociales. Insiste en que sea un joven de estos solitarios… sí, joven, hay que estar ágil para subir al  retablo ¿sabe? No sé cómo, llámelo milagro, espíritu navideño… en fin, caridad por caridad, siempre hacen un buen trabajo. Fíjese señor inspector, vea que regordetes y sonrosados están los angelitos. 

Más vale tarde que nunca.

El tiempo y su ambición cambiaron los zurcidos de sus calcetines por corbatas de seda. Atrás quedaron las ilusiones de juventud adormiladas en el confort de la rutina. Pero hoy tras recibir el diagnóstico y la certeza de su final, el pasado se ha colado en su mente y las viejas aventuras se le han encendido en los ojos. Aún le queda tiempo y no lo desaprovechará.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Aires

El médico dio unos golpecitos en el estetoscopio y volvió a auscultarme. Puso cara rara. Me tomó el pulso y dio un respingo. Para cuando la enfermera trajo el aparato de las ecografías varios doctores me rodeaban. Escuché un “Dios”, un “joder” y varios “no puede ser”. Luego giraron el monitor y me mostraron mis entrañas huecas como un queso. Tuve que explicarles que el riñón se lo quedaron en el banco, el estómago lo dejé en la oficina y el corazón se lo quedó mi ex-esposa, como casi todo lo demás. Lo que no entiendo, y por eso venía yo al ambulatorio, es por qué tengo tantas ventosidades… 

sábado, 14 de diciembre de 2013

MELISMAS

Este relato ha sido seleccionado en "Esta noche te cuento" el pasado mes de Noviembre con el lema "inventa una palabra". Será publicado el año que viene. Estoy encantada de tener ya dos relatos en ese futuro libro.
Es una auténtico placer está ahí entre los otros 3 seleccionados, magníficos escritores : Sara Lew, Nacho Rubio y Miguelángel Flores.

El enlace a la publicación de los resultados: 

y aquí al cuento en su publicación original


Suena la melodía encadenada, la que me esclavizará  siempre a ti, y recurrente como su ritmo, destapo la caja de tus tesoros. Las notas me mecen y mis dedos bailan explorando el bosque de tu brocha de afeitar. Aún huele a ti. Dejo que los filamentos cosquilleen en mis mejillas, en mis labios. Mordisqueo las puntas, les robo tus besos perdidos. Te echo de menos. Describo círculos que puntean mi cuello, como tú, antes de afeitarte. Odio tu ausencia. La brocha, la música, eres tú, vuelves a ser tú. Acaricias mi garganta resbalando piano por el esternón, alternando suavidad y pinchazos de las miles de hebras que erizan mi piel. Alargas los acordes dibujando pentagramas que se arremolinan en mi ombligo para fluir rio abajo, orilleando la línea alba, escalando la cumbre de Venus. Hoy vuelves a ser mío. Te detienes, no pares, hoy es ayer, sínfisis del pasado. Regresas in crescendo, tamborileas mi clítoris, tañendo la vieja melodía, estribillo pegadizo que me hace vibrar. He olvidado la letra, pero invento gemidos que deseo escuchar. Odio cantar sola, pero no soporto el silencio.

Órdenes

Su conciencia no podría soportarlo ¿O sí? Porque en realidad tampoco sería el primero del mundo en hacerlo, ni el último. ¿Se atrevería? Dicen que hay que ser muy valiente, o muy cobarde. Y él era un tipo normal, ni héroe ni villano, siempre con misiones de custodia. Ahora la guerra entre hermanos lo había trastocado todo. Limpió su espada cuidadosamente y cuando su superior gritó “al ataque”  no pensó, solo desplegó sus alas y descendió en picado. Fue el primero en herir al ángel negro.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Cuestión de palabra

Aportación al Rec Castellón semanal, esta semana ha ganado Javi Sanchez Campos cion un cuento magnífico:Analítica gramatical, Enhorabuena Javi!!!
http://www.radiocastellon.com/ser_microwin.php   semana 25-29 Noviembre 2013

Cuestión de palabra.
Acudió a su primera entrevista con un traje de las rebajas y un cierto temblor de manos. Se desanimó al ver una docena de recién licenciados, compañeros de las clases de derecho mercantil. Otros parecían mayores y menos nerviosos. Cuando llegó su turno le ofrecieron un horario de esclavo, lo tenía asumido. Lo que le descolocó es que no fuese remunerado, lo normal con los becarios dijeron, eso sí, la experiencia que adquiriría no tendría precio. Se levantó despacio, tragó saliva y repitió lo que siempre decía su padre: en casa tenían la costumbre de pagar lo que compraban y cobrar lo que vendían. Fue curioso, lo contrataron de inmediato, pero no como abogado, sino como asesor del portavoz ante la prensa. 

Donación en vida

El mayor, ingeniero aeronáutico, médico de gran reputación el mediano y el menor de los hermanos, abogado de prestigio. Sus estudios y teórica educación nos les impidieron liarse a puñetazos en mitad de la notaria. Ninguno daba crédito al testamento de sus padres. Desde que se casaron no se habían permitido ningún capricho, a excepción del viaje de novios, que también fue modesto. Entonces… ¿Dónde estaba su herencia? ¿Por qué no había nada? ¿En qué se lo habían gastado?

El parque


Es el tercer cadáver que encontramos este mes, y de alguna manera sé que no será el último. Exactamente el mismo patrón, el mismo crimen, distintas víctimas. Aún no hemos encontrado ningún nexo entre ellas: un camello de poca monta, un ejecutivo corrupto y este último, un proxeneta. No me explico que podrían hacer en mitad de la noche en el parque.
Mis hombres están peinando todo el perímetro, pero ninguna de las otras veces se ha encontrado nada. Únicamente las huellas de los muertos. Es evidente que corrían, huirían, pero ¿de quién? no hay huellas ni pisadas. Algo les acechaba pero la teoría de una alimaña no se sostiene. Y si fuese un rapaz, habría plumas… los técnicos no se lo explican, pero todo apunta a que el ataque fue desde arriba.
Es escenario es dantesco: la cabeza seccionada en el suelo, el resto del cuerpo, desmembrado,  puré de personas flotando en un mar de sangre en la fuente del parque. Parece un crimen ritual. Del laboratorio me indican que hay marcas de garras poderosísimas y rastros de pintura metálica. Definitivamente hay una mente superior tras los crímenes.
Hace días que vigilamos el recinto, se cierra la verja cada noche y hay coches policía patrullando. ¿Cómo han entrado, tanto víctimas como asesino? La prensa habla de demonios o monstruos, algo no humano. Una especie de justiciero, al fin y al cabo, los muertos eran todos delincuentes. Tengo un mal presentimiento.

Esta noche cazaré al asesino, necesito este triunfo en mi maltrecha carrera, y sobre todo en mi autoestima. Abandono el parque, echo un vistazo atrás y en mi retina la imagen de la fuente, con sus pequeños angelitos de bronce sonriendo por encima de las miserias humanas. Siento un escalofrío extraño, como la primera vez que me dejé sobornar. 

La señora


Mari, la señora de la limpieza, odiaba su trabajo. Limpiar inodoros cagurreteados no le gusta a nadie, claro, pero eso no era lo peor. En los lavabos apenas se consumía papel higiénico, ni jabón de manos ni nada. Le bastaron unos días para descubrir que la verdadera mierda estaba en los despachos de aquel bufete de abogados. En los sobres arrugados, hechos pelotitas, de las papeleras que limpiaba cada anochecer. Horas antes habrían ocultado cientos de billetes. Decidió sacar tajada ella también, por sus hijos. Se presentó una mañana ante el jefe de personal, sacó de su bolso un sobre con 600 euros –casi todos sus ahorros- y mintió al decir que lo había encontrado caído tras un mueble. El responsable palideció. Ella dejó claro que era una señora, no una ladrona y que sabía ganarse el sueldo. En un minuto consiguió doblar su salario y otro sobre con la misma cantidad, “los buenos trabajadores siempre tienen recompensa”.

Exterminio


¡Malditos bastardos! No les basta con echarnos de nuestra tierra y diezmarnos, no, ahora la guerra bacteriológica está a punto de exterminarnos. Recorro las calles agazapado, escondiéndome entre las sombras, protegiéndome tras los cubos de basura. Su peste consigue disimular mi propio tufo mezcla de sudor y pánico. Debo informar a mis superiores y organizar la retirada. Salvar a otros, mantener la especie, solo eso podrá reconfortarme ya. En mi mente quedarán grabadas para siempre las imágenes de los míos. ¡Mis hijos! reventados por dentro, con las entrañas hinchadas y babeando sangre negra. Se me erizan los pelos solo de recordarlo. Pero nosotras somos más y mucho más fuertes que los apestosos humanos, sobreviviremos una y mil veces. Palabra de rata.

Comida de coco

Comida de coco
Mamá dice que me ve descafeinada, que pronto se me va a pasar el arroz, que como siempre, me quedaré a los postres en las oposiciones y que ya está harta de tenerme en casa comiendo la sopa boba.
La he mirado con ojitos de cordero lechal, pero nada, le importan un pimiento mis explicaciones. Dice que necesito darle vuelta y vuelta a mi vida. Posiblemente tenga razón. No sé, tengo un cacao mental…
De primeras voy a despechugarme un poco más y salir a pasear el palmito ¡ya está bien de estudiar, acabo albardada!  Segundo: dejar de hacer el gamba e ir donde hay tomate, a clases de salsa, que ahí se liga mucho y si no, al menos, veré tabletas de chocolate. Y como guinda, y aunque estoy como un flan, debería pensar también en un buen polvorón. Decidido, voy a darle un buen mordisco a la vida.


jueves, 21 de noviembre de 2013

Celebración

Para nuestro aniversario he dispuesto lo mejor porque… ¿Qué hay más bello que una rosa? ¿Más eterno que un diamante? Y ¿mas embriagador que una copa de vino? Solamente tú.

Virus Universal

Últimamente estoy todo el santo día en la nube. No consigo concentrarme en mis tareas. Es por ella, mi icono. Si me mirase, sería su servidor para siempre. ¡Lo que daría por tener alguna conexión con ella!  Pero no me atrevo, lo tengo en tareas pendientes. Por desgracia todos mis sueños pueden acabar en la papelera. Anda por el barrio un tipo nuevo que se lleva a todas de puerto en puerto, a navegar dice… y yo noto como se me acalora la placa madre y me sube el ancho de banda. Igual es que estoy obsoleto y necesito actualizarme, no sé, quizás. ¿Qué me pasará? 

Relato presentado a Mercado Actual

domingo, 17 de noviembre de 2013

Memorias


Ahora que estoy jubilado por fin podré escribir mis memorias. Curiosamente no reflejarán mis muchos éxitos como abogado, sino aquellas anécdotas que nunca llegaron a un tribunal… como aquella vez que un brujo siux quiso demandar a los vaqueros, así en abstracto, por haber exterminado a los bisontes, su principal fuente de alimento. Conseguí convencerle de que nunca conseguiría nada y se conformó con llamar a los suyos a la desobediencia cárnica, al boicot a las grandes cadenas de comida basura. Buenooo y aquella vez en qué un loro quería querellarse contra su dueña porque no le dejaba presentarse a un concurso de  cantantes… o cuando un trompetista...

La palabra más importante del mundo

-Maestro, si  solo existiese una palabra en el mundo ¿cuál debería ser?
El anciano monje habló así.
-Las tres cosas más importantes que deben saber decirse en esta vida son: primero, decir que “sí” o que “no” claramente y para eso, los gestos bastan. Segundo, “gracias” y una sonrisa o unas manos cariñosas saben hacerlo, pero la tercera, “perdón” debe decirse de corazón y de palabra. No lo olvidéis queridos míos.

El regalo.

Desde las almenas los exhaustos arqueros abucheaban al ejército contrario que se batía en retirada.  Todos gritaban: -¡Victoria, somos libres!-. Los cautivos, entre los que estaba el príncipe atacante, fueron llevados ante el Rey. El pueblo exigía sangre. El sabio monarca habló así:
-La libertad es no ser esclavo, ni de otros hombres ni de uno mismo. Ya no tenemos enemigos, no seamos presos de nuestras propias venganzas. Liberadlos.
El príncipe, conmocionado por tales palabras, añadió:
-Un vencedor puede perdonar la vida, un amigo regala libertad. Acepta mi amistad y lealtad por siempre.

El nido

Quise abandonar el nido: volar para ser libre. Me elevé, a veces mecido por la brisa, otras arrastrado por las corrientes. Sobrevolé el arco íris, y reposé en las nubes. Surqué grandes distancias al abrigo de las bandadas migratorias y también aprendí a planear en soledad.  El viento fortaleció mis alas y la lluvia me  curtió. Ahora, que ya domino los vientos he aprendido que lo más grande de ser pájaro, no es volar, sino tener un nido al que regresar.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Lo importante

El mejor atleta del mundo, como se autodenominaba; SM (Su Majestad) como le decían sus rivales, comenzaba el  ritual: estirar músculos y calentar el cuerpo. Le rodeaba la chusma: amas de casa en mallas fosforito, niños con mocos y viejos barrigudos. Se abrazaban y se deseaban suerte. ¡Estúpidos,  como si tuviese algo que ver! Para colmo vio a unos  jóvenes, uno de ellos invidente. Lo que faltaba…
Comenzó la carrera y en unas zancadas se distanció del gentío. No tendría que esforzarse, nadie estaba a su altura. Cada vez estaba más lejos, así que aflojó el ritmo, sería más divertido. Le pareció deprimente que se jalease al ciego, un tal Jose, y que le dejasen paso. SM ganó, evidentemente, y el ciego quedó segundo. En el pódium se escuchaba “Joseee, Josee”. Molesto, le susurró al oído:
—He ganado yo.

—Sí —contestó Jose—. Pero no has participado.

Participación en el 1º Concurso de microrrelatos de la San Silvestre Salmantina.
http://sansilvestresalmantina.com/concurso-micro-relatos

El disfraz



Alex estaba feliz con su disfraz de astronauta. Mamá había intentando convencerle para llevar el traje de vaquero, pero no, él insistió en ir igualito a Manu, su hermano pequeño. Ella suspiró y cedió, la adolescencia estaba ahí, pugnando por salir y pensó que ya habría mayores motivos para discutir con su hijo. Además lo había confeccionado todo él solo a base de papel de aluminio, tubos de plásticos y kilómetros de cinta aislante. Papá la abrazó por la cintura «se nos hace mayor» le susurró al oído.
Toda la familia se encaminó a la fiesta de Navidad y Manú sonrió de oreja a oreja al ver a su hermano lleno de cachivaches.

-¡Ahora somos iguales mamá!, nadie sabrá quién es el enfermo ¿verdad?

-Comandante Manu ¿enfermo usted? Solo padece el mal del espacio por llevar tanto tiempo en este planeta, con unos rayos más de sol volverá a estar como nuevo…

Ambos niños rieron y con el resto de compañeros disfrutaron de la fiesta. Había príncipes a lomos de sillas de ruedas, niños-ranas sin pelo y con bombonas de oxígeno, caballeros con arneses de titanio, genios con lámparas de goteo, hadas buenas con pañuelos en la cabeza en vez de tiaras, bandoleros con mascarillas, piratas de pata-muletas, sirenas de piel escamada…

-Sí, se nos hace mayor- dijo mamá a papá –ojalá pronto dejemos el planeta Oncolandia.

http://vimeo.com/54275902

martes, 12 de noviembre de 2013

El pintor

En su oficina abandonó el tiempo, sí, ese que parecía nunca acabarse. De su hogar rescató la fantasía de las paredes y despidió a la monotonía que se había apoltronado en su existencia. Todo lo demás lo vendió o regaló a los mirones que le observaban al otro lado de la valla de su vida. Empaquetó sus dibujos junto a una sonrisa tímida, puso un lazo rojo y nos lo envió. Ni lo dudamos y aceptamos su solicitud. Ahora podéis ver su obra cada vez que miréis al cielo, ya que él, es el nuevo encargado del arco iris.  



viernes, 8 de noviembre de 2013

Miseria

Mientras su padre cerraba la tapa del contenedor, su madre lloraba mares de lágrimas, lo único en lo que son ricos los más pobres. Él se abrigó como pudo el frío del alma, de la casi certeza de no volver a verlos. En unos pocos días todo habría acabado, estaría muerto en el fondo del mar o seguiría siendo pobre, pero menos, en el mundo blanco.

La firma


He vuelo a ganar este concurso semanal de Radio Castellón, yupi!!, es un cuento pero… bien podría ser realidad.

La firma
Tras treinta años de privaciones, por fin había llegado el gran día. Se vistió con gran parsimonia, deleitándose en cada detalle, haciendo un nudo Windsor perfecto con la corbata que se había comprado para la ocasión y alisando una y mil veces las solapas de su americana. Cuando acabó de firmar todos los papeles, el director le estrechó la mano con estudiada ceremonia y se permitió tutearle:
-Eres libre, enhorabuena.

Sintiéndose un hombre nuevo llegó a su casa, se repantingó en el sofá y decidió enmarcar los papeles recién firmados, los que le acreditaban como propietario.

jueves, 7 de noviembre de 2013

El saber no ocupa lugar

La comadrona ha asistido en cientos de partos, ha visto de todo: gritos, lloros y toda clase de exclamaciones, exabruptos incluidos, pero el día de hoy lo recordará siempre. Ella extiende sus manos como de costumbre para recibir al bebé, pero en su lugar aparece un adolescente. Se desprender de la capa de vernix y tras vestirse con una bata azul del hospital, saluda, primero a mamá a quien el esfuerzo y confusión le produce hipo; luego a papá quien duda entre abrazarle o estrecharle la mano y finalmente a todo el personal sanitario. Con esto de la crisis hay que aprovechar el tiempo al máximo, ya tiene el bachillerato y el First de inglés…

Esto no tiene desperdicio!!!!!

Encuentros

Cada mañana coincido con él. Yo acarreo mi ordenador, él empuja su carrito de barrendero. Los chavales le birlan las escobas y le vuelcan el cubo. Yo le doy los buenos días y él se lleva la mano a la gorra. Nunca dice nada. Imagino que  es tranquilo, educado y mudo. Anoche fui al cine y el mismo gesto me saludó desde los asientos de mi derecha. Mi amiga me preguntó por él y dije que era un señor al que veo por las mañanas. Hoy, al vernos, el mismo saludo desde hace ocho años y un “buenos días señora”.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Licencia para matar.

-Buenos días, le atiende Socorro Defunción. Por su seguridad, esta llamada no será grabada. ¿En qué puedo ayudarle?
-Deme una cita lo antes posible.
-Lo lamento caballero, las citas son inamovibles. Deberá esperar al día concertado.
-Es muy importante…
-¿Desea usted que le redirija al departamento de suicidios?, aunque están saturados y…
-No, ¡no por Dios!
- Entiendo… el de homicidios solo está accesible para los clientes Vips, los que han vendido su alma al diablo. Si quiere, puedo transferir la llamada al submundo…
-No, señorita, lo que necesito es hablar con “M”. Quiero ofrecerle nuestro producto estrella.
-Discúlpeme señor, ¿es usted proveedor habitual?
-No, es la primera vez que llamo.
-No se preocupe, con un breve cuestionario quedará registrado y tramitaremos su cita. ¿Minorista o mayorista?
-Mayorista, el mayor que hayan conocido.
-Bien, ¿cuál de estas palabras define mejor su producto? Hecatombe, masacre…
-Todas se quedan cortas señorita, yo lo llamo “Solución Final”.
-¿Hablamos de un volumen de mercado de...?
-Unos 6 millones.
-Entiendo, espere, le paso. Si me permite una sugerencia, creo que el nombre no es demasiado comercial… a “M” le gustan los impactantes.
-También había pensado en “holocausto”…
-Perfecto ¿señor?
-Hitler, Adolf Hitler.

Relato presentado a ENTC Octubre para el lema "Cita con la muerte"
http://estanochetecuento.blogspot.com.es/2013/10/oct63-licencia-para-matar-de-maria.html

viernes, 1 de noviembre de 2013

Límites

Tras la última bronca me había prometido cambiar, que sería la última vez. Tiene ese no se qué que me puede y le creí. Incluso cuando tuve que ausentarme un par de días y su sonrisa me convenció de que todo iría bien. Cuando regresé encontré cigarrillos extinguidos en los ceniceros, copas a medio consumir, restos de comida en la mesa, su ropa interior esparcida por la sala…
Ya no aguanto más, todo tiene su límite. Se acabó la excusa de “mamá, ¡qué soy un adolescente!”

Muñecas

-Sí papá, pero ¿y esa?
-No sé cariño… es un poco cara…
-Papá, pero es muy bonita.  ¿A ti te gusta?
-Sí, sin duda, es guapa, elegante…
-Ah, y viene con accesorios, ¿ves? La “preg” noseque  tiene tripa de embarazada…
-Mira que luego te tocaría cuidar al bebé…
-Claro, me gustaría tanto tener un hermanito…
-Hum, también tienen un modelo x69, pues ya me gusta hija…
-¿Y si compramos con los dos packs?… ¿Vale?

-Quizás tengas razón… ¡Venga nos llevamos la robo-mama x69!

Alianzas

Cabizbajo abandonó el despacho donde se había celebrado el juicio de faltas, uno más para su historial. Según sus cálculos en unos minutos le reclamarían en el tribunal. A la jueza ya la conocía, inflexible, rayando la crueldad con sus peroratas eternas sobre el bien y el mal. El juez suplente, amigo de las acciones compensatorias. Encima era reincidente, lo llevaba claro. Debía actuar rápido, necesitaba la asistencia de su socio  y si tenía que llegar al soborno o incluso chantaje, lo haría sin pestañear. Pero ¿con qué? Ajá, le prestaría la consola y la renuncia formal a darle toñejas durante una semana.
-Canijo –gritó- estooo quiero decir hermanito, ven por favor...

Solo ida

Demasiados asientos vacíos para un vuelo low-cost. Debo tranquilizarme, es un trabajo fácil. Dejarme seguir por la pasma, confundiéndome con…  ¡qué más me da quien sea!, paga espléndidamente. Es una pena que sea un trabajillo suelto. Eso no lo entendí. Nadie sabe quién soy, voy maquillado, disfrazado. Podría volver a trabajar para él… es un poco raro «Ambos viajaremos, aunque usted se va y yo me quedo», pero educado, me dio las gracias junto con los 1000 euros y el billete de avión. Debería animarme, ya contactará de nuevo para seguir con ese embuste. A ver si se mueve este cacharro, ya vamos con retraso, estas compañías baratas... ¿las azafatas? Ni rastro, ¡qué desastre! Los pilotos, sin aparecer. Huele a queroseno. Esos dos del fondo, los polis, parecen nerviosos. Es el colmo, ¡ni luces en la pista! Bueno, al menos se acercan dos tipos con antorchas de fuego.

Todos los participantes, ganador y finalistas


El templo de las almas.

Recuerdo el silbido de la flecha acercándose, el impacto en mi pecho. Dolor. Caí. El sonido de los cascos de los caballos acercándose. Oscuridad. Abro los ojos y me encuentro de pie frente a una puerta de bronce. Se abre al simple roce de mi mano. Una sombra me recibe y me invita a despojarme de mi armadura, me siento ligero. Me guía hacia el centro de una estancia infinita llena de cirios cuya luz crea figuras en las paredes.  La sombra se detiene frente a una fuente de agua, debo lavarme. Me siento en paz. Mi acompañante prosigue su deambular hasta difuminarse frente a las velas. Ya sé donde estoy, he oído hablar a los moribundos: es el templo de las almas. Soplo, exhalo mi último aliento sobre una vela sin encender y nace una pequeña llama. Es diminuta pero su calor traspasa mi piel. Oscuridad. Muy lejos de allí una pira funeraria despide mis despojos y la espada de mi estirpe. Abro los ojos y unas manos cálidas me recogen. –Es niño- exclaman. Rompo a llorar, vuelvo a empezar. 

jueves, 31 de octubre de 2013

3 años, 5 meses, 13 días

31 de octubre, en el calendario del mundo es Halloween. En mi calendario particular es un día de recuerdos.


Dicen que hay quien se pone máscaras para esconderse, protegerse. Hay quien hace lo mismo con la escritura.





Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando.



martes, 22 de octubre de 2013

El sucesor.







Ahora, en el ocaso de mi carrera, me toca nombrar sucesor. Ni siquiera el jolgorio de mi fiesta de despedida me impide escuchar a los accionistas de nuestros principales clientes, sus maquinaciones para hacerse con la titularidad de mi plaza. Su candidato preferente es un auténtico tiburón, nunca pierde un caso, pero yo ya he tomado mi decisión. No es un letrado tan brillante pero es de los que trabaja día a día para que la justicia llegue a ser una realidad, vamos un verdadero abogado.


miércoles, 16 de octubre de 2013

Señales

De esa, de la que tú no quieres hablar, de esa que yo sin ver sé que existe, porque te conozco, porque también soy mujer y lo noto. Tenemos, debemos hablar. Esto no puede continuar así, prométeme que es la última vez, que lo vas a dejar. Amiga, no soportaré ver tu nombre en los periódicos.


martes, 15 de octubre de 2013

Relaciones virtuales

Puppy68 y Riada83 enseguida congeniaron, mismas aficiones, gustos literarios y musicales. Con semejantes nicks tuvieron claro que vivían en la misma ciudad y serían de edades parecidas. Puppy se sentía mucho más a gusto con Riada que con ninguna de sus relaciones anteriores, y Riada confiaba como jamás lo hizo en ningún otro ser. Todo era perfecto pero no se atrevían a conocerse en persona. Y así, ella, que paseaba a su perro cada atardecer nunca se fijaría en el joven pintor que día a día inmortalizaba la ría en sus lienzos. 

Es lo que tiene elegir un avatar del sexo contrario.

domingo, 13 de octubre de 2013

Tengo miedo mamá

Relato finalista en “Tengo miedo mamá” de la revista Buk Magazine (pag 10 de este número)


Desde hace unas semanas tengo la sensación de que alguien me sigue al regresar a casa. Intermitentemente he creído ver una sombra, me basta para preocuparme, porque aunque llevo años huyendo, sé que nunca estaré del todo a salvo. Ayer me quedé en casa y vigilé a través de las ventanas. Volví a verla agazapada entre los coches. Sé que hoy vendrá a por mí. Me he atrincherado y por si acaso he afilado el cuchillo de la cocina. He dudado sobre tomar o no los tranquilizantes que me recetó el doctor, no, mejor no, llevo un tiempo sin hacerlo…

domingo, 6 de octubre de 2013

Ahora soy popular, que le voy a hacer…

Relato subrealista, presentado originalmente a ENTC en Julio cuando me tocó (qué bien!! fue toda una experiencia) ser jurado. En homenaje al gran Gila.

Link original: 

Ahora soy popular, que le voy a hacer…
El día que nací, mis padres no estaban presentes. Él promocionaba su primera novela firmando autógrafos en unos grandes almacenes. Mamá insistió en acudir  al acontecimiento pese a que papá quería que diese a luz normalmente. Ella dijo que no, alegando que ya llegarían más hijos, y lo de publicar otros libros estaba por ver…
En fin, que vine al mundo sólo. Pero no me desanimé, tenía toda la vida por delante para compartirla con ellos. Error. Mi padre logró fama y nos abandonó por una tal “botella”; en esa época me enseñó a gatear…

Mamá se apuntó a unos cursos de autoayuda “encuéntrate a ti mismo” o algo así para superar la situación. Lo malo es que no le gustó lo que vio y se perdió del todo. Otra vez más estaba solo, pero me vino bien, empecé a contar estas cosas y la gente me pedía más y más anécdotas de mi vida, preferiría no hacerlo, pero me pagan una pasta, hasta me han ofrecido un contrato indefinido, ¿cómo humorista?, no hombre no, ¡qué ruina!… escribo discursos para los políticos.


sábado, 5 de octubre de 2013

Cría cuervos

Aquí va mi aportación al concurso  “I Certamen de Microrrelatos de historia "Francisco Gijón". No ganó nada, pero me ha alegrado mucho ver entre los finalista a una buena amiga, Paz Monserrat. Os dejo aquí un link a su relato.

Y aquí va el mío, que a mí me gusta mucho por cierto…
Relato : Cría cuervos...

Año 1065: muere el Rey Fernando “el Grande”. Justo como era, repartió sus reinos entre sus hijos: gallardos caballeros y gentiles damas. Para Alfonso: Aragón. García heredó Galicia. Urraca dueña de Zamora. Elvira señora de Toro, y Sancho, el primogénito, el reino de Castilla. Este último, ultrajado con semejante reparto y expolio de “su” herencia, guerreó contra sus hermanos  junto a su amigo el Cid Campeador. Batalla va y batalla viene, llegamos a 1072 y al sitio de Zamora, donde Vellido Dolfos, héroe de los cantares de gesta, engatusa al rey castellano so pretexto de mostrar una entrada secreta a la ciudad. Con la emoción de reunir tierras y proclamarse emperador, a Sancho le da el retortijón. Aprovecha la ocasión el traidor y asesta puñalada trapera al rey, quien, en culo pajarero y postura poco regia, no tiene defensa. Así, en una única acción, descubre  el vulgo que los reyes cagan y su sangre no es azul. El Cid lloró, los hermanos rieron y el pueblo suspiró, aunque poco ya que el nuevo Rey Alfonso se alió con el Cid para reconquistar tierras a los moros, como buenos caballeros cristianos.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Modernizarse

Me arreglé con esmero, con esa mezcla de emoción y nervios. Mi currículum era magnífico pero por desgracia, hoy en día se valora excesivamente la imagen, así que decidí recortar mi traje unos pocos centímetros, unos pocos, tampoco quería parecer demasiado “ligera”. Añadí también un puntito de clase con la cadena de oro. En fin… moderna, pero sin perder mi estilo.

El resto de candidatos tenían un aspecto rancio, llevarían sin tener una entrevista de trabajo una eternidad, y allí estaban ululando y haciendo rechinar los dientes, ¡pobres espectros!

El que no corre vuela

A grandes zancadas sobre las olas  avanzan ranas y sapos. 
Se pisan unas a otras, escupen babas a diestro y siniestro, e incluso se agreden a lengüetazos. 
Cada vez quedan menos princesas de marca. 
¡Comienzan las rebajas!

lunes, 23 de septiembre de 2013

Callar cuando hay que hablar

Era su cumpleaños. Al desayunar ella esperaba besos, rosas, algo… El se hizo el despistado, la besó mecánicamente como cada mañana y se fue a trabajar. Ella no dijo nada. Lavó las tazas y su dolor en la fregadera. El convenció a su secretaria para acompañarle a la joyería y ayudarle a elegir. A ella le alteró la llamada de felicitación de su ex, pero aceptó compartir un café en un nuevo local enfrente de una conocida joyería. Justo a las cinco se fueron a descubrir, el saliendo del brazo de su secretaria, ella abrazando al ex novio. Sus miradas se cruzaron y las palabras que debieron decirse horas antes dejaron de tener sentido.

martes, 17 de septiembre de 2013

Diez añitos...

Ayer, lunes, comenzamos nuestro décimo año teatrero. Hicimos varias improvisaciones, cada uno con tres “palabros”. Y como diez años no se cumplen todos los días, las he metido todas en la cocketelera a ver qué salía, como también echamos en falta a nuestra Zaldinbi, a quien esperamos ver pronto, vaya esto especialmente para ella.

¡ Dale al bombo Zaldonbo ¡ y dale al drinky Zaldinbi ¡

  • Xabi : Arco iris, orinal, sol
  • Encarna: Piragua, moqueta, letra
  • Amagoia :Sindicatos, pulgoso, secreto
  • Espe: librería, botella, olimpiadas
  • Garbi: chiguagua, naranja,dientes
  • Mañole: lunes, canica,alfombra
  • María : Astronauta, pez, aguja




Quizás sea que el destino lo marquen las pequeñas cosas, o quizás, que por más que gire la ruleta siempre nos tocará el mismo número, nunca lo sabré. Lo que sí tengo por seguro es que aquel verano con ocho años cambió mi vida. La tía Enriqueta vino a visitarnos y, yo que jugaba tranquilamente con mis canicas de colores, fui obligado a cuidar a su chiguagua. Maldita la gracia que me hacía vigilar a ese chucho pulgoso, máxime cuando le dio por hacer pis en la moqueta. Lo hizo a propósito ya que tenía su propio orinal. Fue un acto reflejo tanto el mío, ya que le atizé una patada, como el suyo, que me clavó bien fuerte los dientes. Hoy casi me alegro de aquel incidente que me tuvo todo el verano recluido con la pierna vendada.
Mis días transcurrían bastante monótonos encerrado en casa mientras mis amigos nadaban en el lago y aprendían a remar en piragua, soñando que algún día participarían en las olimpiadas… y se burlaban de mi que no podía ni acercarme al agua. ¡Naranjas de la China iban a ser ellos deportistas de élite! Algo tendría que hacer…

Un día, muerto de aburrimiento, entré en la biblioteca de mi padre, y escogí un libro al azar. Allí me encontraron horas después rodeado de libros. Quería ser pirata y descubrir el mapa del tesoro dentro de una botella, recorrer el arco iris y encontrar el caldero de monedas de oro, volar en alfombra mágica y sobretodo, ser astronauta y viajar en nave espacial. Os contaré un secreto. Esto último lo conseguí. Sí, y aunque dicen que los mares de la luna se secaron hace miles de años y por tanto, ver peces allí es más difícil que encontrar una aguja en un pajar, yo no desespero. Este lunes despegamos –si los sindicatos lo permiten, que últimamente están en todas partes- sí ahí arriba también…

PD: no, no se me han olvidado un par de palabras, es que dedico estas letras  a vosotros, que sois un sol.

Mascarón de proa

Relato presentado al concurso mensual "Esta noche te cuento" mes de septiembre, lema "Volver". Enlace original

     Mascarón de proa
El sanguinario capitán Morgan jamás sintió piedad. Tras el abordaje y saqueo del galeón capturado, los hombres fueron pasados por la quilla hasta morir. Las mujeres, ultrajadas, heridas, arrojadas al océano pasto de los tiburones. Sólo quedó una niña pequeña a quien incluso las leyes piratas respetaban. Pero no Morgan.  Ordenó atarla con cabos a la proa, a la suerte de la espuma de mar.
El rey Neptuno, conmovido por la crueldad pirata, acudió en su auxilio pero fue tarde. Desató entonces su furia arremolinando los mares, engullendo madera y sangre. La marea sólo devolvió a tierra el cadáver infantil cuajado de algas y estrellas de mar, mortaja regalo de las profundidades.
El Dios Eolo, ofendido por la ruptura del pacto de no interferencia, exigió como tributo a la más pequeña de las hijas del rey del mar. Desde entonces, los hombres tallan mujeres amuleto en la proa de los navíos, y los delfines siguen eternamente patrullando las olas,  por si ella regresa.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Contacto

¡Por fin es domingo! Llevo toda la semana esperando a Jéssica para salir a pasear. Es increíble la de cosas que le pasan a esta mujer, ya me conozco toda su vida. Al principio me perdía con tanto nombre, así que inventamos el truco de llamarles ex marido uno, ex marido dos y novio actual, aunque novio actual va cambiando cada poco. Eso es bueno, creo que ella va mejorando y yo me entretengo con sus historias. De sus cuatro hijos me lo cuenta todo, porque aunque los mayores viven allá en la República con la abuela, hablan a menudo por el ordenador. He pensado que quizás podría ahorrar y comprar yo también uno y así tener contacto con mis hijos que con sus trabajos nunca pueden venir. Ella se ríe y me dice –¡ay papito, que cosas tiene usted!

La fuerza de la costumbre


José nota como le temblequean las manos al anudarse la corbata –es la emoción de volver a verla- se dice. Como cada tarde se coloca un clavel rojo en la solapa y sale risueño calle abajo. Lleva ya un año cortejándola y sus pies se saben de memoria el camino.  Cuando toca a la puerta la preciosa María está tan guapa como siempre, aunque… ¿Qué es eso? ¿Un pendiente en la nariz?
-Abuelo… ¿ya te has vuelto a escapar de la residencia?
Entonces, de golpe, los 50 años que separan ambos recuerdos se aúnan y José sonríe.

-Sí, nena, me he vuelto a confundir, pero el clavel es para ti.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Dilema laboral

Trabajo las 24 horas para mis clientes -que ahora son varios por el crecimiento asiático- todo en vano. Algunos se dan de baja, otros, los más, simplemente ni se acuerdan de nosotros. Me deprime esta crisis y además, he recibido una oferta de la competencia. Dicen que es sencillísimo ya que el producto se vende solo. Estoy por colgar las alas y aceptar el rabo.

sábado, 7 de septiembre de 2013

La palabra más importante del mundo

-Maestro, si  solo existiese una palabra en el mundo ¿cuál debería ser?

El anciano monje habló así.

-Las tres cosas más importantes que deben saber decirse en esta vida son: primero, decir que “sí” o que “no” claramente y para eso, los gestos bastan. Segundo, “gracias” y una sonrisa o unas manos cariñosas saben hacerlo, pero la tercera, “perdón” debe decirse de corazón y de palabra. No lo olvidéis queridos míos.

OFUSCADO

Ella es mi icono, la más bella de las clientes de la biblioteca. Me fascinan sus atributos, su cabecera, con todas esas extensiones y hasta su anchura de banda. Y yo todo el día en la nube sin centrarme en mis tareas...

Soy un simple servidor de ficheros así que no albergo ninguna esperanza. Es amor virtual ¡Lo que daría por tener un hiper vínculo con ella!  Pero no me atrevo, lo tengo en tareas pendientes.

Por desgracia, hace poco se ha instalado en esta zona un tipo nuevo, un auténtico web de última generación,  sea lo que sea eso. Creo que estoy obsoleto y necesito actualizarme, no sé, quizás... La cosa es que el web ese tan guay, es un clon de algún famoso, un tal Avatar. Pero a mí no me engaña, sé que es un binario de tomo y lomo, y pronto le quitaré su máscara. No lo aguanto.  Además, se vanagloria de la tener la mejor velocidad de acceso a los portales, y claro, se las lleva a todas de calle. Bueno, mejor dicho, a navegar por ahí. Seguro que es uno de esos que va de puerto en puerto...

Ella parece estar fascinada con él  y todo por mi culpa. Hace unos días, en la librería, llegó el y pidió el directorio para consultar algo sobre nuevos lenguajes. Le dije que esperase y respondió alguna estupidez a ver si no era multitarea como él. ¿Multitarea? ¡Vaya disparate! Le  indiqué que esperase, que había cola, y preguntó a ver si no funcionaba en “para-lelo” dijo burlonamente y todos rieron sus gracias. Ella también.


Desde entonces sintonizan muy bien. Temo que establezcan conexión física, así que... bueno he comenzado a espiarles. Usan mensajes encriptados, dicen chatear, y active-x, en clara referencia, creo yo, a cachearse y sexo activo... ¡No puedo más! No me queda más remedio que librarme de él: ejecutarle, y mi reloj interno me dice que ya llega la hora. Porque ya se sabe, placa madre no hay más que una.