Suscríbete a este blog

domingo, 1 de diciembre de 2013

Exterminio


¡Malditos bastardos! No les basta con echarnos de nuestra tierra y diezmarnos, no, ahora la guerra bacteriológica está a punto de exterminarnos. Recorro las calles agazapado, escondiéndome entre las sombras, protegiéndome tras los cubos de basura. Su peste consigue disimular mi propio tufo mezcla de sudor y pánico. Debo informar a mis superiores y organizar la retirada. Salvar a otros, mantener la especie, solo eso podrá reconfortarme ya. En mi mente quedarán grabadas para siempre las imágenes de los míos. ¡Mis hijos! reventados por dentro, con las entrañas hinchadas y babeando sangre negra. Se me erizan los pelos solo de recordarlo. Pero nosotras somos más y mucho más fuertes que los apestosos humanos, sobreviviremos una y mil veces. Palabra de rata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario