Suscríbete a este blog

viernes, 28 de febrero de 2014

Tiovivo




No tengo trabajo, ni es probable que lo tenga en mucho tiempo. Y, como te dicen todos, no tengo nada que ofrecerte, eso ya lo sabes, nada “importante” al menos. Pero si tengo una ficha, la única que pone en marcha el carrusel de mis sentimientos, la que te hará viajar a mi lado. No puedo prometer que siempre suene la música, ni que nunca te vayas a marear. Lo que sí sé, es que sin ti, yo me quiero bajar. ¿Quieres subirte conmigo?

Reallity Show





Esta ha sido mi propuesta a ENTC Febrero bajo el lema de "Tras el baile de máscaras".


Despierta con el sonido contundente del tam tam. No puede moverse, está atado a un árbol. Cerca, Alex exclama:
-Eh, colega, nos han dado drogas gratis. ¡Es la leche!
Cuando consigue enfocar la vista, las sombras danzantes que los rodean se transforman en guerreros en taparrabos con el cuerpo pintado. Todos llevan máscaras. El que parece el jefe es un león con melena y todo. «Así me gusta, espectáculo, audiencia».
A su derecha, Jenifer grita histérica que quiere usar el comodín de inmunidad. La desatan y se la llevan, pero los alaridos persisten. «¡Biennn ya es finalista!»
El león se acerca a su rival repitiendo una letanía indescifrable y le obliga a beber lo que parece sangre. Alex chilla como un energúmeno que se rinde y se quiere ir. «Será nenaza». Sonríe, el show es magnífico. Grita a pleno pulmón que ha ganado, pero «¿Dónde están las cámaras, el presentador, su millón?»
Días después la cadena se enfrentará a varias demandas y al clamor del público horrorizado. Decidirán emitir un programa homenaje en memoria de las víctimas, y que la próxima temporada los concursantes lleven gps, por si se pierden en la selva. 

Mejorando la raza

De niña acompañaba a mi madre a lavar al rio, con los años he conocido inventos extraordinarios como la lavadora y la televisión, incluso he visto llegar el hombre a la luna. Ahora, con mi biznieta recién nacida en brazos, no soy capaz de imaginar qué cosas verá esta niña en su vida. Ojalá cuando llegue a mi edad, sigamos progresando.

martes, 25 de febrero de 2014

y todo por una rubia







Mi último caso me trajo de cabeza. Mi cliente, Doña Minuta, interponía demanda de divorcio contra su esposo, Don Talón. Al parecer, él no cumplía con sus obligaciones conyugales (había sospechas de alguna infidelidad con una tal señorita Visa). No llegamos a ningún acuerdo y tuvieron que licitar las pocas pertenencias comunes. Ganamos el caso. Eso sí, cuando quise cobrar, ella envió un cheque sin fondo, y él prometió pagarme con algo valioso y de mucha antigüedad, y me envió una peseta.

viernes, 21 de febrero de 2014

Lo importante

Todas las Navidades nos cuenta el abuelo las mismas batallitas. Que si en sus tiempos nadie daba 6 pesetas por duros, que si con 15 años ya estaba trabajando y… lo que siempre me dice con cierto desprecio: que los hombres eran hombres, no como ahora. La abuela calla, me sonríe, y cuando ayudo a las mujeres a recoger la mesa, me pregunta por mi novio y se alegra sinceramente por mí, porque encontrar el amor, es mucho mejor que casarse.

miércoles, 19 de febrero de 2014

El marciano





Y allí sigue, en silencio, acumulando polvo, junto al proyector de cine, el barco pirata y la nave espacial.

Envidia a sus compañeros que han conseguido tener una vida lejos del almacén. Los más listos: los piratas, que sacaron las pelis del proyector y ahora les va fenomenal en el top manta. A él le han ofrecido un papel de extra, pero no se decide… Quizá tenga razón el troglodita del fondo, que es muy viejo y sabio, y dice que pasaría desapercibido y le iría mejor, si se aliase con el vampiro y se dedicasen a la política.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Agua de mayo

Relato finalista en Relatos en Cadena. 12 Febrero 2014

Audio de la emisión

Había brotado en medio del huerto un imponente piano de cola.
-Eso por regar con agua de “lavanda” -dijo la abuela que se le iba un poco la cabeza.
Una semana después había unos alemanes comiendo salchichas y bebiendo cerveza.
-Y eso por usar agua de colonia –sentenció la yaya con ese tono de “sí ya lo sabía yo”.
A partir de ahí se sucedieron unas sirenas, por eso del agua marina, unos diamantes, achacables al agua mineral y hasta un globo aerostático por culpa de la gaseosa.
Cuando murió la abuela, llovió a cántaros y salió el arco iris.



sábado, 8 de febrero de 2014

Parásitos



 Salid malditas, se qué estáis ahí. Os siento dentro de mi ser aferrándoos como garrapatas a la masa encefálica. Os oigo arañando mis neuronas, pero ese no es vuestro lugar. ¡Salid de mi cabeza!, no soporto cómo os arrastráis por todos mis pliegues y os filtráis dentro de mí invadiéndome. Conseguiré sacaros y que os busquéis otras víctimas a quienes contagiar. Sois peligrosas, malditas ideas, buscaros a otro anfitrión.

viernes, 7 de febrero de 2014

Anam Cara

Esta ha sido mi propuesta mensual de enero en ENTC con el lema de "tras su rastro por la nieve".


Las runas profetizaban un nacimiento divino siempre que coincidiesen el solsticio de invierno y la luna llena. Pero los dioses, caprichosos, hicieron nacer dos bebés aquella noche. Una niña de piel blanca y pelo oscuro, y un lobezno negro de ojos color plata, fruto de una loba apresada por los cazadores.  El druida, presintiendo que era un alma dividida en dos cuerpos, tomó bajo su tutela a ambos y se internó en el bosque mágico de Huelgoat.

Años después,  Alda era una joven bella y sabia, a quien el jefe del clan celta deseaba aunque estuviese prohibido unirse a una diosa. Pero ella siempre iba protegida por su inseparable Tuán, el lobo negro. Un anochecer los siguió y disparó una flecha contra el animal dejándolo herido. Iba a rematarlo cuando  Alda se interpuso recibiendo la espada en su pecho. Él enloqueció por haberla matado y se degolló a sus pies.

A la mañana siguiente el anciano druida siguió en la nieve el rastro de las huellas del lobo, que se internaban en las profundidades del bosque,  hasta convertirse en dos pisadas humanas. Al fin las almas gemelas se unirían cada vez que brillase la luna llena.

------------------------------------------------------------
Es una mezcla de las leyendas celtas del "anam cara" o amigo del alma, los hombres lobos y el recuerdo del maravilloso bosque de Huelgoat.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Compra venta


El reloj marcaba las doce en punto cuando entré en la iglesia. Extraño lugar para citarme. Le vi acercarse.
-Tengo algo que le interesa –susurró- y me mostró la mercancía.
Palidecí. De todos los tratos que había hecho con él, este sin duda sería el más importante.
-¿Qué vale?-pregunté, aunque ya sabía la respuesta.

Salí a la calle y me alejé rápidamente de allí. Oí los disparos a lo lejos, amortiguados por las doce campanadas, y la voz que retumbaba en mi cabeza “tu alma”.