Suscríbete a este blog

miércoles, 2 de octubre de 2013

Modernizarse

Me arreglé con esmero, con esa mezcla de emoción y nervios. Mi currículum era magnífico pero por desgracia, hoy en día se valora excesivamente la imagen, así que decidí recortar mi traje unos pocos centímetros, unos pocos, tampoco quería parecer demasiado “ligera”. Añadí también un puntito de clase con la cadena de oro. En fin… moderna, pero sin perder mi estilo.

El resto de candidatos tenían un aspecto rancio, llevarían sin tener una entrevista de trabajo una eternidad, y allí estaban ululando y haciendo rechinar los dientes, ¡pobres espectros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario