Suscríbete a este blog

jueves, 7 de noviembre de 2013

El saber no ocupa lugar

La comadrona ha asistido en cientos de partos, ha visto de todo: gritos, lloros y toda clase de exclamaciones, exabruptos incluidos, pero el día de hoy lo recordará siempre. Ella extiende sus manos como de costumbre para recibir al bebé, pero en su lugar aparece un adolescente. Se desprender de la capa de vernix y tras vestirse con una bata azul del hospital, saluda, primero a mamá a quien el esfuerzo y confusión le produce hipo; luego a papá quien duda entre abrazarle o estrecharle la mano y finalmente a todo el personal sanitario. Con esto de la crisis hay que aprovechar el tiempo al máximo, ya tiene el bachillerato y el First de inglés…

Esto no tiene desperdicio!!!!!

2 comentarios:

  1. Jaja! Pues si ya tiene el First estamos salvados, aunque luego no sepa decir dos palabras seguidas en inglés. Lástima que haya llegado un pelín tarde para poder hacer un Erasmus...aighh

    ResponderEliminar
  2. Encantada de hacerte reír Paz. Menos mal que solo es un cuento loco, aunque tal y como va la realidad...

    ResponderEliminar