Suscríbete a este blog

martes, 17 de septiembre de 2013

Diez añitos...

Ayer, lunes, comenzamos nuestro décimo año teatrero. Hicimos varias improvisaciones, cada uno con tres “palabros”. Y como diez años no se cumplen todos los días, las he metido todas en la cocketelera a ver qué salía, como también echamos en falta a nuestra Zaldinbi, a quien esperamos ver pronto, vaya esto especialmente para ella.

¡ Dale al bombo Zaldonbo ¡ y dale al drinky Zaldinbi ¡

  • Xabi : Arco iris, orinal, sol
  • Encarna: Piragua, moqueta, letra
  • Amagoia :Sindicatos, pulgoso, secreto
  • Espe: librería, botella, olimpiadas
  • Garbi: chiguagua, naranja,dientes
  • Mañole: lunes, canica,alfombra
  • María : Astronauta, pez, aguja




Quizás sea que el destino lo marquen las pequeñas cosas, o quizás, que por más que gire la ruleta siempre nos tocará el mismo número, nunca lo sabré. Lo que sí tengo por seguro es que aquel verano con ocho años cambió mi vida. La tía Enriqueta vino a visitarnos y, yo que jugaba tranquilamente con mis canicas de colores, fui obligado a cuidar a su chiguagua. Maldita la gracia que me hacía vigilar a ese chucho pulgoso, máxime cuando le dio por hacer pis en la moqueta. Lo hizo a propósito ya que tenía su propio orinal. Fue un acto reflejo tanto el mío, ya que le atizé una patada, como el suyo, que me clavó bien fuerte los dientes. Hoy casi me alegro de aquel incidente que me tuvo todo el verano recluido con la pierna vendada.
Mis días transcurrían bastante monótonos encerrado en casa mientras mis amigos nadaban en el lago y aprendían a remar en piragua, soñando que algún día participarían en las olimpiadas… y se burlaban de mi que no podía ni acercarme al agua. ¡Naranjas de la China iban a ser ellos deportistas de élite! Algo tendría que hacer…

Un día, muerto de aburrimiento, entré en la biblioteca de mi padre, y escogí un libro al azar. Allí me encontraron horas después rodeado de libros. Quería ser pirata y descubrir el mapa del tesoro dentro de una botella, recorrer el arco iris y encontrar el caldero de monedas de oro, volar en alfombra mágica y sobretodo, ser astronauta y viajar en nave espacial. Os contaré un secreto. Esto último lo conseguí. Sí, y aunque dicen que los mares de la luna se secaron hace miles de años y por tanto, ver peces allí es más difícil que encontrar una aguja en un pajar, yo no desespero. Este lunes despegamos –si los sindicatos lo permiten, que últimamente están en todas partes- sí ahí arriba también…

PD: no, no se me han olvidado un par de palabras, es que dedico estas letras  a vosotros, que sois un sol.

1 comentario:

  1. Eres una artista de tomo y lomo, es cierto que David todos los lunes pone nuestro motor en marcha, pero esa locomotora mental que tienes marcha a 5000 por hora. Hay historias sin palabras y palabras que hacen historia. Adelante

    ResponderEliminar