Suscríbete a este blog

sábado, 7 de septiembre de 2013

OFUSCADO

Ella es mi icono, la más bella de las clientes de la biblioteca. Me fascinan sus atributos, su cabecera, con todas esas extensiones y hasta su anchura de banda. Y yo todo el día en la nube sin centrarme en mis tareas...

Soy un simple servidor de ficheros así que no albergo ninguna esperanza. Es amor virtual ¡Lo que daría por tener un hiper vínculo con ella!  Pero no me atrevo, lo tengo en tareas pendientes.

Por desgracia, hace poco se ha instalado en esta zona un tipo nuevo, un auténtico web de última generación,  sea lo que sea eso. Creo que estoy obsoleto y necesito actualizarme, no sé, quizás... La cosa es que el web ese tan guay, es un clon de algún famoso, un tal Avatar. Pero a mí no me engaña, sé que es un binario de tomo y lomo, y pronto le quitaré su máscara. No lo aguanto.  Además, se vanagloria de la tener la mejor velocidad de acceso a los portales, y claro, se las lleva a todas de calle. Bueno, mejor dicho, a navegar por ahí. Seguro que es uno de esos que va de puerto en puerto...

Ella parece estar fascinada con él  y todo por mi culpa. Hace unos días, en la librería, llegó el y pidió el directorio para consultar algo sobre nuevos lenguajes. Le dije que esperase y respondió alguna estupidez a ver si no era multitarea como él. ¿Multitarea? ¡Vaya disparate! Le  indiqué que esperase, que había cola, y preguntó a ver si no funcionaba en “para-lelo” dijo burlonamente y todos rieron sus gracias. Ella también.


Desde entonces sintonizan muy bien. Temo que establezcan conexión física, así que... bueno he comenzado a espiarles. Usan mensajes encriptados, dicen chatear, y active-x, en clara referencia, creo yo, a cachearse y sexo activo... ¡No puedo más! No me queda más remedio que librarme de él: ejecutarle, y mi reloj interno me dice que ya llega la hora. Porque ya se sabe, placa madre no hay más que una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario