Suscríbete a este blog

domingo, 5 de mayo de 2013

Felicidades mamá...

Feliz día mamás, ya me diréis si alguna consigue ver este video sin llorar…
 
El primer domingo de mayo, se celebra el día de la madre, y como cualquier celebración tiene sus defensores y sus críticos. Oía hace poco un comentario sarcástico en la máquina de café de la oficina, que venía a decir que, es un día de estos que nos incitan a gastar y consumir con la excusa de agradecer a la madre que nos parió el habernos traído al mundo, para seguir gastando claro. Pues sí, también...
Al menos, le contestó otra, hay un día para celebrarlo. Sí ya sabemos que hay cosas que deberíamos festejar de continuo, como tener una familia, amigos, trabajo, salud y miles de cosas más. Y las damos por logradas y cuando las pierdes, ¡ay cuando las pierdes! es cuando lamentas no haberlas cuidado y celebrado.
Cada uno de los que hablaba se mantenía en sus treces, a favor o en contra. En algún momento se dieron cuenta de que yo estaba calladita –raro en mí, ya sabemos todos-. Tuve que aclararles que en realidad estaba pensando en “los sufridores” de las fiestas. Ellos lo achacaron a que yo ya no tengo madre a quien felicitar, y aunque ciertamente me coloca en el bando de los que nos entristece el día, en realidad me refería a los que realmente les hace sufrir.
Me contaba hace unas semanas una amiga cuanto odia este día, por lo mucho que le hace sufrir a su madre. Por contarlo rápidamente diré que tiene una hermana mayor, a la que hace años no ven, no se tratan, y todo por un enfado familiar. Bueno... es triste enfadarse con la familia por dinero, o por tener una super discusión y que nadie quiera dar el primer paso para disculparse, pero en este caso la razón es tan sumamente subrealista que alguna vez, y con dos tragos de más, le he propuesto, pedido y hasta casi suplicado que me deje escribir una historia sobre el tema, siempre se ha negado, así que baste decir que encima es todo por una solemne idiotez. Pero... la tipa en cuestión, de la que ya ni recuerdo el nombre porque mi amiga siempre se refiere a ella como “mi no-hermana” no quiere saber nada de su familia, madre, hermanos, tíos etc... Sus hijos, adolescentes ya, también tienen prohibido tener trato con ellos. El tema ya de por si doloroso, se ve agravado porque encima viven todos a un par de manzanas, y por tanto su madre tiene que soportar ver a su “no-hija” de vez en cuando y que esta se cruce de calle, que los nietos no la saluden etc...
Decía que no tienen trato, bueno, no es del todo cierto. Por motivos que no vienen al caso, en estos momentos necesitan liquidez y mi amiga y sus hermanos chicos habían pensado vender, malvender en esta época, la casa del pueblo al que no van nunca. Esta casa era del padre, que murió hace siglos y ahora, por herencia es de los cuatro hijos. Por tanto, para venderla necesitan el consentimiento de la “no-hermana”. Han intentado ir a buenas, a malas, con abogados y ni por esas. Aquella se niega a estampar su firma ya que sería ayudarles, les va a fastidiar todo lo que pueda, debió decirle a un hermano. Visto el panorama, su madre no ha tenido más remedio que desheredarla, para evitar que cuando ella muera siga fastidiándoles.
Mi amiga comentaba que el día de hoy habían pensado juntarse todos y llevarse a la madre a comer por ahí. Pero la buena mujer les dijo que no, que 364 días al año celebra tener tres hijos estupendos, y que un solo día al año quiere recordar que definitivamente ha perdido a una hija.
Por eso hoy, a quienes creen que sólo se celebra el consumismo y a quienes consumen para celebrarlo, les diré que celebren y que no se consuman...

8 comentarios:

  1. Hola.
    ¿Por qué no celebrar en un día determinado lo que se siente todo el año? Gastar no es obligatorio, pueden publicitar cuanto quieran y a ese rspecto, podemos elegir hacer lo que nos plazca. Nada hay para agradecer, ellas nada piden, nada evita o reafirma ser hijo todo el tiempo.
    Mel, princesa de las letras, te brindo mi felicitación.

    Grité mi felicitación
    en la montaña más alta,
    y respondió el eco
    como solo una madre podría hacer:
    Multiplicó esa felicitación infinitamente…
    Y supe que era yo el felicitado.

    Ángeles Sánchez Gandarillas ©
    5-V-2013

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lines
      Sí, hay que celebrar que siempre hay motivos para hacerlo… y las madres ya se sabe: multiplican las alegrías y dividen las penas. Gracias y felicidades también para ti.

      Eliminar
    2. Es un poema precioso Lines.

      Eliminar
  2. Bueno yo soy de las que no celebran los días señalados en el calendario como "el día de.." Sin embargo sí me gustan los cumpleaños y los Reyes Magos. Cada uno tiene sus filias y fobias y todo es respetable. Toda ocasión es buena para celebrar con las personas queridas.
    Por cierto Mel, leyendo la historia de tu amiga, tiene un micro estupendo sobre la no-hija. Atrévete.

    ResponderEliminar
  3. Para mí ha sido un día inolvidable sin acordarnos que era el día de la madre. Estuvimos en Francia por motivo de una boda ( el día de la madre se celebra a finales de mayo). Nos reunimos los cinco, mi marido, mis tres hijos ( uno de ellos vive en Londres, lo recuperamos al aeropuerto )y yo. Sin saberlo me han hecho el mejor regalo: el verlos reunidos sanos y fuertes, cómplices y felices de estar juntos. Fue impagable verlos bailar compenetrados, animando la fiesta. Esta mañana les mandé un mensaje a los tres recordando el día.
    Un abrazo, Mel

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Amélie, dices bien no hay mejor regalo que la familia ... y los amigos!!
    Más abrazos,

    ResponderEliminar
  5. Hola María, precioso vídeo con esa música y voz que ya te hace estremecer. Muchas gracias por mostrarlo. Mi madre murió hace unos pocos años...
    Deseo que hayas pasado un feliz día con tu familia.
    Un abrazo. Ana U.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por pasarte por aquí. Me alegra que te guste, sí es muy emotivo y este día sin madre es durillo.
      Abrazos.

      Eliminar