Suscríbete a este blog

miércoles, 15 de enero de 2014

Paranoia

Le juro señoría que no cometí perjurio, simplemente estaba bajo la influencia de los propósitos de año nuevo. Por aquel entonces pensaba de veras que podría pagar los impuestos, la pensión a mi ex esposa, la hipoteca… ya sabe, todos esos gastos. Pero no he podido. No ha habido malicia en mí, solo que pequé de optimista. Por eso quisiera poner una demanda contra el calendario y sus días “especiales”. Reclamarle daños y perjuicios por el estrés que me produce. También a la luna llena que me pone nervioso y no me deja dormir, ah y a la primavera que la sangre altera…

2 comentarios:

  1. Este tipo de relatos tan orginales siempre me llaman mucho la atención, sobre todo por lo difíciles que son de imaginar. ¿Participa en el de abogados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lorenzo, sí, se supone que participa, al menos yo ya lo envié. Me encanta eso de las 5 palabritas (a veces que palabros!!) y tener que hilarlas en un mismo texto. Gracias por venir de visita.

      Eliminar