Suscríbete a este blog

jueves, 27 de marzo de 2014

Paz

Esta semana en Radio Castellón la frase parece que me viene como anillo al dedo, esto es un cuento, o no.

Para todos los entecianos, pero muy en especial para Paz.


Imaginar historias, verlas publicadas, reunirse con otros escritores, poner carne y hueso a otros magos de las palabras, encontrarse con confidentes inesperados, hablar, reír y sentirse la reina del mundo. Volver a casa, recoger a las niñas, hacer la plancha, saber que has cargado las pilas y que esas pequeñas cosas son las que de verdad valen. Esto es lo que esta noche te cuento.



1 comentario:

  1. Abrir el ordenador.Ser invitada a clicar el link. Entrar en un vértigo como de Alicia en la madriguera.Notar un cosquilleo difuso a leer el nombre de una allí, destacando en el título como si se tratara de una equivocación. Seguir leyendo. Notar un agolpamiento en las costillas: todos los correos anteriores, densos de palabras y de complicidades, de desgarros y de alegrías. Revivir el encuentro casual buscando el restaurante con peces. Y a partir de allí: la sonrisa constante, un ligero levitar, una condensación en el tiempo, la sensación de que todo estuviera a punto de brotar. Sentirse embriagada sin beber una gota ( en mi caso con resaca incluida) y gozarlo y absorberlo para luego volverlo a vivir mientras se plancha o se hace cualquier otra cosa de mamás. Agradecerlo a la vida. ¡Y a ti, Mel , regalo de amiga!

    ResponderEliminar