Suscríbete a este blog

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Un diez



En realidad esto del amor no tenía ninguna lógica. La química inicial fue transformándose en atracción física con incursiones por toda la geografía. Así comenzó nuestra historia, salpicada con el dibujo de tu sonrisa, los besos con lengua y la economía doméstica. Después fue la biología la que reinó en casa, con el alfabeto y los dibujos de colores. Le siguieron los entrenamientos de fútbol, las clases de solfeo y de inglés. Todo ha pasado muy rápido y ni la naturaleza, con toda su ciencia, ha conseguido frenar a las matemáticas de la vida. Te quiero, gracias por tu magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario